Diario de Knappe

GEOGRAFÍAS Y MITOS DEL NORTE

Donnglur Dun, la ciudad de Torven El “Jarl-Rey”, está ubicada entre los montes Moonlit y los Grandes Lagos Congelados (que no están siempre congelados en su totalidad).

Al norte de las inhospitas estepas infértiles, hay una región dominada por orcos. En ella no hay ciudad ni pueblo alguno, pero ellos, los orcos, reconocen esas tierras como propias, y llaman a la región, entre ellos, por supuesto “Gonakh Org”, o “Reunión de Orcos”, en lengua negra.

El gran Río Moonlit (su nombre deviene de los montes donde nace), se bifurca al norte en dos afluentes llamados “Ihlf” y “Wylf”. El nombre de estos dos ríos tiene una historia: Hace eones, cuando el mundo tomaba forma, había dos hermanos, Ihlf y Wylf. Ihlf era orgulloso y le gustaba su propia presencia, Wylf, por el contrario disfrutaba de las formas y figuras del mundo que nacía a su alrededor.

Pasó mucho tiempo e Ihlf y Wylf se hicieron conocedores de todo lo que crecía en el mundo. A pesar de sus diferentes caracteres nunca se preguntaron por el motivo de su existencia, ni muchas preguntas en realidad, en su interior sentían el deseo de disfrutar y explorar el mundo que se abría ante sí. Un día los dioses colocaron a las hermanas lunas en su puesto e Ihlf y Wylf cayeron enamorados.

Ihlf, que se había dedicado a aprender acerca del funcionamiento y las interacciones de la naturaleza, se había decidido, haciendo uso de su esencia mística, a preparar un instrumento para poder “hablar” con las hermanas lunas. Wylf, por su parte, decidió escalar el monte más alto de los montes Moonlit (que en aquel entonces se llamaban los montes aulladores por la fuerza de los vientos en las cumbres), pensando que quizá desde allí las hermanas lo escucharían.

Sin embargo, ambos hermanos desconocían que, en secrto, Iboh, la damisela del sur, se había enamorado de Wylf. Cuando ella supo lo que pretendían los hermanos, se puso celosa y decidió que si ella no podría tener a su amado, tampoco sería de las hermanas lunas.

Iboh, convocó a uno de sus Genios servidores para que acechara a Wylf en el monte, y esperara a que llegara al punto más alto, con la intención de que, una vez allí, lo empujara al vacío. Ihlf, mientras tanto, construyó su instrumento pero no funcionaba, para poder utilizarlo, necesitaba también de la esencia de su hermano, así que decidió alcanzarlo en los montes de Moonlit.

Cuando Wylf llegó a la cima, el Genio enviado por Iboh previó la llegada de Ihlf y se comunicó con su maestra, quien tomó su lugar y se apresuró a dialogar con Wylf, en persona. Esta le convenció que Ihlf, su hermano, había construido un instrumento que le robaría la esencia, y que tenía el propósito de quedarse con las dos hermanas lunas para él.

Wylf no creyó una palabra, hasta que el retrasado Ihlf arribó. Entonces, lleno de emoción explicó a su hermano que había terminado el instrumento y que con sus esencias combinadas podrían hablar con las hermanas lunas. Iboh le guiñaba el ojo a Wylf desde la espalda de Ihlf. A lo que Wylf, enfureció y enseguida acusó a su hermano de ególatra, habló de su interés propio desde el comienzo y que el sólo iba a robar su esencia para quedarse con ambas hermanas.

Ihlf negó, pero Wylf no escucharía, así que le pidió con rabia, pues Ihlf estaba convencido de sus métodos, que le donara su esencia. Iboh, conjuraba en secreto un Genio de discordia. La tensión en la Cima Aulladora creció tanto que los hermanos se fueron a los golpes, y, en un momento, Iboh observó la oportunidad de deshacerse de Wylf, y lo empujó al abismo.

Ihlf comprendió entonces el error e intentó agarrar a su hermano, pero ambos cayeron, y, mientras caían, se aferraron al instrumento y usaron sus esencias para hablar con las hermanas lunas, quienes les contaron lo que vieron y que los dioses se apiadarían de ellos. La Cima Aulladora lloró de tristeza y así nació el Río Moonlit, al llegar al suelo, los dioses convirtieron a los hermanos en los dos afluentes.

Desde ese día, las lunas recorren los dos ríos todas las noches, viendo su reflejo en la esencia de los hermanos. A Iboh, le esperaban centurias de miseria y soledad antes de perderse en la locura.

Entre sus herejías intentó asesinar a las hermanas lunas y los dioses la convirtieron en un gran desierto (el desierto de Ibohann), desde donde pasaría la eternidad sin poder volver a ver a los hermanos, separada de ellos por los montes Moonlit y el gran Bosque Verde.

Desterrada, Iboh, jamás cumpliría el propósito de sobrevivir, jamás daría descendencia, y desde entonces, el desierto de Ibohann es infertil, seco y traicionero. La Cima Aulladora es hoy día custodiada por un grupo de Monjes Guerreros que construyó un monasterio que se supone que guarda el secreto del instrumento de Ihlf.

Los monjes son conocidos por usar el cabello calvo, y tatuar con pigmentos de plata en su frente un angarama que representa las dos lunas sobre los dos ríos. Su filosofía es la búsqueda del conocimiento interior (Ihlf) y el conocimiento exterior (Wylf). Raramente son vistos en el mundo estos monjes, pero no por su hermetismo, sino por su escasez.

Las pruebas para ingresar al monasterio son rigurosas (la sóla escalada hasta la puerta del templo es de por sí una gran hazaña) y no son para los débiles de mente ni para los ignorantes. El entrenamiento consta de 4 años divididos en dos partes de dos años, la primera parte enseña el conocimiento interior, el primer año, preparando el cuerpo desde dentro, con meditación, ayuno y vigilia, el segundo año enseña a controlar los límites del cuerpo, sobrepasando el dolor, el hambre, ignorando el placer, para nunca perder el enfoque.

La segunda parte enseña el conocimiento exterior, el primer año enseña a leer y ecribir, y se exige mucho tiempo de lectura, se enseñan, lenguas y antiguos conocimientos sobre la naturaleza y su funcionamiento (física mecánica), y otros como anatomía y alquimia.

El cuarto y último año enseña sobre las mecánicas más complejas, las humanas, de manera que deben recorrer el mundo y reconocer en las relaciones humanas los mecanísmos naturales. Son aceptados usualmente en las esferas políticas pues son reconocidos por su diplomacia y su caracter conciliador y amable. Esta órden se la conoce como la Órden de la Luna Iluminada (Moonlit Order).

Y así se habla en el Norte, se cuentan estos cuentos, especialmente a los niños. En cuanto a Donnglur Dun y Gonakh Org, poco puedo confirmar, pero la gente en las tabernas lo repite de vez en cuando, cuando aparece un caminante como yo.
Knäppe Tröndsohn

Diario de Knappe

Edaen FranciscoCamachoChaljubII